Asociación Mujeres Kartio

7 mujeres asesinadas por violencia de género en 2023 (Desde 2003, son 1.189 las mujeres asesinadas ) | ☎️ 016 ☎️

OTRA VEZ SÁBADO 28 DE JULIO DE 2.018

OTRA VEZ SÁBADO
Gloria Fuertes solía pedir la paz con estas palabras “Que nunca vuelva otra guerra, pero si la hubiera, que todos los soldados se declaren en huelga”.
Hermoso deseo y hermosas palabras, salidas del corazón de una poeta.
Para nuestra desgracia, sigue habiendo guerras, muchas, algunas locales, pero en muchos puntos de este planeta enloquecido, dónde el grupo animal más dañino es el humano. Y esta Humanidad que se considera dueña de la Creación, organiza y desorganiza a su antojo la forma de comportamiento, no sólo la suya, si no que influye, casi siempre para mal, en el resto de los seres vivos que nos acompañan. Y hemos conseguido que cambien tanto hasta las leyes de la guerra, que se me da que los únicos que están en huelga son los soldados. El resto de huelguistas, lo son por otros motivos, no siempre justificables, y casi siempre reivindicando poder o dinero, que en fin de cuentas, son también los motivos por los que se provocan las guerras.
Y hablando de guerras, me pregunto cómo podemos llamar a ese estado de cosas que hace que las mujeres estemos desde hace miles de años sometidas a un poder que sistemáticamente nos niega el reconocernos en igualdad sólo en función de género. La Humanidad se ha arreglado siempre separándonos en función de grupos, étnicos, religiosos,  de género, sociales y así, hasta el infinito. Alguno de esos grupos, dependiendo de en qué parte del planeta, será mejor o peor aceptado. Pero la más reticente de las segregaciones ha sido siempre la de género. Y aquí seguimos, en todas partes y con el mismo rigor. Me preguntaba en estos días, cómo si no se explica que, en el país que podemos considerar el más poderoso de la tierra, con un índice altísimo de prejuicios aberrantes, fue capaz de aceptar un presidente negro, pero a la hora de aceptar una presidenta mujer, si hay que aliarse con el diablo, pues con el diablo, y si para ello hay que desacreditar a las más valoradas de sus instituciones, pues se desacreditan. Todo sea por el poder, el dinero y el machismo.