Asociación Mujeres Kartio

7 mujeres asesinadas por violencia de género en 2023 (Desde 2003, son 1.189 las mujeres asesinadas ) | ☎️ 016 ☎️

OTRA VEZ SÁBADO 21 de julio de 2.018

OTRA VEZ SÁBADO
Un día más, un sábado más, un amanecer caluroso del mes de julio malagueño más.
Y una vez más me siento frente a esta ventana de Facebook con la intención de compartir con las personas que me suelen visitar, el buen ánimo, la alegría de vivir, el mirar hacia fuera con la intención de poner el foco en lo bueno que tenemos por delante. Pues bien, como algo positivo cercano, el día de ayer nos ofreció, a uno de mis grupos de amistad, una tarde-noche para recordar con una sonrisa de satisfacción. Nos reunimos alrededor de una mesa a la que nos había convocado y preparado Maria Nieves Gomez Crespillo, con dos motivos a cual más apetecible, una cata de vinos dirigida por Fernando Escolano Orte, y, entremedias y después una lectura de poesía. Lo del vino, chapeau, sin sorpresas, que ya sabemos de Fernando. Lo de la poesía chapeau con la preciosa sorpresa de encontrarnos con poetas principiantes y valientes que han perdido el miedo a componer y ofrecernos su obra. Enhorabuena y cordial bienvenida al Club.
Mi mirada al exterior me ha dado la alegría de tropezar con el logro de un médico español inteligente y generoso, que ha devuelto la alegría de vivir a un joven que llevaba mucho tiempo vegetando por haber tenido la desgracia de nacer en una parte del mapa dónde no se sabe qué será peor, si vivir o morirse. Gracias Dr. Cavadas, personas con vd. nos devuelven la confianza en la Humanidad. Lo malo de esto es recordar y saber de esa otra parte de la Humanidad, por desgracia mucho más numerosa, que hacen lo que sea por agarrarse al dinero y al poder, sin importarle cuánto dolor y muerte produce su ambición. Véase si no, esa parte del mapa dónde nació el chico al que el Dr. Cavadas, con su ciencia y entrega, ha devuelto a la vida, hundida en una guerra soterrada y violenta, que produce muertos y vivos desgraciados a diario.
Mejor me quedo aquí, porque para agarrarme al rosario de lamentos, aquí en nuestras propias carnes estamos padeciendo al SAS.
Hoy brilla el sol, sopla el terral, la mar está en calma, y nadie nos puede quitar la esperanza de que dentro de siete días “OTRA VEZ SÁBADO”

1